fotomesa

Licenciada en psicología por la universidad de Valencia. Máster de psicología jurídica en la universidad católica de Valencia. Integradora social. Terapeuta gestáltica en proceso.

La psicología jurídica comprende el estudio, explicación, promoción, evaluación, prevención y en su caso, asesoramiento y/o tratamiento de aquellos fenómenos psicológicos, conductuales y relacionales que inciden en el comportamiento legal de las personas, actuando en distintos ámbitos y niveles de intervención.

Un peritaje psicológico es una evaluación psicológica realizada por un especialista en psicología jurídica con la finalidad de presentar al juez un panorama lo más completo posible acerca de las variables que conforman la realidad psicológica de la persona o personas evaluadas en cuanto a su relación con el hecho legal concreto.

Los ámbitos de actuación de la psicología jurídica son amplios:

  • Psicología Aplicada al Derecho de Familia. Asesoramiento en los procesos de Separación y Divorcio en las medidas a adoptar respecto a los hijos y en otras situaciones en las que el fin sea el bienestar del menor, como acogimiento y adopciones. Mediación familiar y orientación en los diferentes procesos.
  • Psicología Aplicada al Derecho Civil. Valoración y peritaje sobre la capacidad civil en la toma de decisiones de las personas, por ejemplo en casos de contratos, testamentos tutelares, herencias, cambio de sexo, intervenciones quirúrgicas, etc. Evaluación de secuelas psicológicas.
  • Psicología Aplicada al derecho Laboral. Asesoramiento a los Juzgados en materia de secuelas psicológicas en accidentes laborales, simulación, y en problemas psico-fisiológicos que contempla la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Mediación entre actores del conflicto laboral.
  • Psicología Aplicada al derecho Penal. Diagnóstico y evaluación de personas implicadas en procesos penales, (víctima del delito o imputado/infractor) que servirá de asesoramiento a los Jueces y Tribunales, para determinar las circunstancias que puedan modificar la responsabilidad criminal, daño moral, secuelas psíquicas, etc….
  • Mediación. En resolución de conflictos, con el objetivo de llegar a acuerdos consensuados, que faciliten una salida pacífica a la situación conflictiva.

“La mediación proporciona una forma racional de resolver aquellos conflictos que tienen difícil solución o representan un coste elevado para los ciudadanos y para la sociedad. La relevancia que las relaciones interpersonales tienen en todo proceso conflictivo hace necesario una intervención no exclusivamente legal, basada en un enfoque interdisciplinar y que la mediación propicia”. (Bernal, 1994)

 

Si deseas saber más, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.