La de veces que veo a personas que no logran avanzar porque están enganchadas en el pasado… La de veces que veo a personas que creen ser algo que no son porque algún día así lo sintieron, porque algún día se comportaron como tal. Personas que se maltratan porque confunden lo que sienten que son con lo que son, personas que se exigen una perfección inalcanzable y que al no lograrla se culpan sin fin.


La de veces que veo a personas que no avanzan porque de algún modo se aferran a personas, lugares, trabajos o amigos que algún día les hicieron felices, aunque a día de hoy ese trato especial sólo sea un vago recuerdo.
Sí, es cierto, nos cuesta soltar, pero ¿y lo complicado que es vivir aferrado a algo que a día de hoy no tiene ningún sentido?
¿Te sujetan o tú no te sueltas? ¿Crees que ese lazo es imposible de cortar o es que te niegas a ser tú quien lo corte? ¿Realmente crees que seguir así es y será mejor que soltarte?
Sí, lo sé, soltar es difícil.
Aceptar la responsabilidad de ser uno quién toma la decisión es difícil.
Lidiar con el miedo a equivocarse es difícil.
Pero seguir viviendo atado a aquello que nos lastima no es lo que se dice fácil… Que las cosas sean más o menos fáciles no implica que no sean necesarias o buenas para nosotros.
Si necesitas un cambio no pienses sólo en el ahora, no pienses sólo en lo que pasará al momento de tomar esa decisión, piensa en el después, piensa en todo lo que cambiará con el tiempo, eso te ayudará a poder soltar, ver más allá del miedo, ver más allá de la tristeza o la inseguridad nos permite avanzar.

Leave a Reply

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.