Mi nombre es Alejandro Pereira Zambrano y soy psicólogo clínico.

Tras mucho esfuerzo y constancia, conseguí finalizar mis estudios universitarios de grado y de máster como psicólogo sanitario.

Pese a que desde bien pequeño era una persona con capacidad para escuchar a los demás a la vez que me encantaba observar, mi interés por la psicología se despertó entre los 16-17 años cuando tuve que acudir a terapia por motivos personales. En ese momento, me di cuenta de todo lo que un psicólogo podía hacer por los demás con ayuda de una buena formación y una verdadera vocación por ayudar.

El comportamiento y la conducta humana me fascina y me sorprende, de manera que cada persona con la que trabajo la considero diferente, única y especial.

 

Mi labor principalmente la desarrollo con adultos para cualquier tipo de aspecto a mejorar ya sea de tipo emocional, social, familiar, entre otros. Pero básicamente, todos, en algún momento de nuestra vida, pasamos por situaciones en las que necesitamos un guía, un faro y una ayuda. Como digo siempre, no es necesario que toques fondo para pedir ayuda.

A nivel laboral he abarcado diferentes ámbitos de la psicología desde tener experiencia con deportistas a trabajar con trastornos graves de la personalidad pasando por recursos humanos, hasta encontrar la parte de ella que más me apasionó, la psicología clínica.

En definitiva, me encanta poder ayudar a las personas y poder transmitir todo aquello que llevo dentro para que puedan mejorar, conocerse y crecer.

Recuerda que dar el primer paso pidiendo ayuda te sitúa al 50% del camino. El otro 50% lo recorreremos juntos.