Recuerda los motivos por los que empezaste

¿Quién no ha desesperado en algún momento y se ha olvidado hasta de por qué está dónde está?
¿Quién no ha tenido algún momento de flaqueza en el que ha sentido perder la energía, la seguridad, la confianza y/o las ganas de seguir esforzándose un poquito más para mantener una relación?
A veces nos cuesta hasta cuidarnos a nosotros mismos, ¿cómo no nos va a costar en ciertas ocasiones sacar energía de dónde no la encontramos para resolver problemas con otra persona?
Ocurre. Según el momento vital que vivamos todo se nos hace más cuesta arriba de lo que quizás supone en realidad. 


En esos momentos más complicados en los que ya no encuentras el para qué esforzarte es cuando más necesitas conectar con los motivos que te llevaron a decidir que esa persona era una buena elección para acompañarte en muchas de tus aventuras.
Ahora quizás sientes enfado, tristeza, desconfianza, decepción, dolor, lo que sea que te aleja verdaderamente de quién es esa persona que comparte contigo la vida. Por un momento aléjate de lo que estás sintiendo ahora y trata de reconciliarte contigo, con tus elecciones de vida y con la otra persona.
Piensa en quién es en realidad. ¿Qué te gustó de él/ella? ¿Qué tenía y tiene que le/la hacían tan especial?
Seguro que ha cometido errores, seguro que ha dicho alguna palabra que no fuese demasiado acertada, seguro que podría haber hecho y dicho más, seguro, pero ¿y tú? ¿Crees que tú no podrías haber actuado de otro modo en algunas ocasiones? Muchas veces en las relaciones nos centramos en discutir con el fin de ganar y hacer perder a la otra persona.

Hay que entender que ganar siempre implica comprender, respetar y desear lo mejor. El amor en realidad no puede contener culpas.

Aléjate por un momento de lo que “debería haber dicho o hecho” y conecta con quién es y cómo ha tratado “dentro de sus posibilidades” de hacerte feliz.
Date la oportunidad de pensar en alguien pensando en el conjunto que representa y no sólo en las cosas que te han herido.

Leave a Reply

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.